Malos hábitos que dañan tus ojos y quizás ni sabías

Malos hábitos que dañan tus ojos y quizás ni sabías
5/5 - (1 voto)

¿Quieres cuidar tus ojos? Aquí tenemos los malos hábitos que dañan tus ojos y quizás ni sabías. Existen buenas prácticas para cuidar los ojos.

En primer lugar, a lo largo de nuestra vida muchos son los factores que pueden dañar tu salud visual. Tenemos hábitos que afectan nuestra vista y, con el tiempo, nos pasarán factura.

Por estas razones, no debemos tomarnos tan a la ligera si sentimos alguna molestia en nuestros ojos. Hay que atenderlas a tiempo, prevenir y acudir al oftalmólogo.

Malos hábitos que dañan tus ojos

1- La pantalla

Pasar mucho tiempo frente al monitor de la computadora hace que parpadeemos menos y enfocar la vista en un solo punto, lo que genera fatiga en los músculos oculares, mala lubricación y agotamiento en general. Algo que puedes hacer para solucionar es mover los ojos y parpadear. 

2- Alimentación

Una mala alimentación hace que tus niveles de colesterol aumenten, así como tu presión y azúcar lo que deriva en efectos negativos para tu vista. Ve a comer a tu hora, las consecuencias de pasar hambre son fatales. 

3- Sol

La exposición constante a los tallos UV lastiman las células de los ojos, los daños se acumulan e impiden una correcta regeneración de éstas. Así que no olvides tus sombreros y lentes de sol.

4- Maquillaje

El maquillaje en los ojos no es una gran idea, pues puede ocasionar alergias o bien intolerancias repetitivas. Precisamente, existen algunos productos que contienen ingredientes absolutamente irritantes para la piel delicada del párpado que termina en una alteración en la visión.

Por ejemplo, hay ciertas máscaras de pestañas que producen incomodidad en el ojo incluso luego de quitarlas. Esto puede ocurrir porque la fecha de caducidad ya pasó o bien porque son de origen incierto y no han pasado los debidos controles de seguridad.

5- Lentes de contacto

El mal uso de los lentes de contacto puede ser una mala costumbre, ya que si no se respetan las normas de uso o bien no se higienizan de manera adecuada, ocasionan daños en el ojo.

Asimismo, lo ideal es no utilizarlas al dormir o bien de manera permanente, sino de manera esporádica, como un producto de uso cosmético para alguna ocasión en especial.

Fuentes consultadas:

https://www.coi.org.mx/

https://www.msn.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *